Si vas a visitar Valencia no debes perderte esta ruta por la huerta valenciana.

¿Te gustaría descubrir una de las últimas huertas suburbanas que quedan en Europa? En la huerta valenciana, la mezcla del agua, la tierra y la sabiduría de los agricultores conforman un paisaje único que te hará retroceder en el tiempo, olvidando que la civilización está a unos pocos pasos.

Antes que nada, pasaremos a recogerte por tu alojamiento y después de unos 20 minutos llegarás a destino. Prepárate para experimentar la verdadera esencia de la huerta valenciana en una singular barraca en medio del campo. Allí podrás apreciar carruajes típicos, un pequeño museo etnológico con herramientas de cultivo que se utilizaban antiguamente, una mini granja, establos de caballos y burros, campos de cultivo de frescas hortalizas.

Podrás ver cómo se preparan los ingredientes frescos para cocinar una genuina paella valenciana, que vas a saborear más tarde en una suculenta comida de platos típicos. Acércate a los fogones para mirar cómo el experto cocinero local prepara la paella a fuego lento con leña.

Prepara tus sentidos para lo que se viene porque van a llenar tu mesa con una exquisita variedad de entrantes típicos, pero reserva un hueco para deleitarte con una de las mejores paellas de Valencia. Luego vas a saborear un delicioso postre y finalmente unos dulces valencianos con café y vino mistela.

Pero aquí no acaba este día increíble! Ahora toca dar un paseo por la huerta en un carruaje típico (tartana), hasta llegar a una pequeña barraca equipada a la antigua usanza. Podrás visitarla por dentro para conocer el modo en que vivían los habitantes de la huerta valenciana hasta hace unos pocos años.

Una experiencia original, divertida y enriquecedora para que te lleves un trocito de la huerta valenciana en tu corazón.